Creciendo Juntos

Creciendo Juntos

APRENDIENDO, LIDERANDO Y CRECIENDO JUNTOS

Recientemente, ha sido una dura batalla para muchos miembros de la comunidad adaptarse a la nueva vida después del COVID-19. Especialmente cuando es inestable, siempre cambiante y nunca parece terminar. Sin embargo, Creciendo Juntos ha reconocido a muchos líderes brillantes que muestran resiliencia e ingenio que muchos pueden observar. Nuestra líder para este mes es Pilar Magdalena Valtierra, miembro de nuestro Grupo de Trabajo de Educación y líder de De Raíces a Risas.

Así que vamos a abrir esta entrevista con una breve introducción.

Mi nombre es Pilar Magdalena Valtierra. Tengo 27 años y actualmente trabajaba en la escuela primaria Mountain View (formalmente conocida como Cale Elementary) como asistente de maestro. También ayudo a administrar una pequeña empresa de remodelación/limpieza [como trabajo de medio tiempo].

¿Dónde creciste? ¿Cómo fue crecer allí?

Me crié en Deland, Florida durante la mayor parte de mi vida. Deland es una ciudad pequeña que tiene una comunidad acogedora, cálida y diversa. Crecí rodeado de toda mi familia, tanto materna como paterna, lo que me facilitó tener siempre a alguien a quien acudir. Mi familia siempre estaba fuera de casa: algunos días después de la escuela nos podía encontrar nadando en un manantial cercano a la casa de mi abuela, otros días terminamos nuestras noches caminando en el paseo marítimo de Daytona Beach, o simplemente visitando la casa de la abuela jugando ‘ Loteria’ [bingo mexicano] entre otras cosas. Siempre había familia alrededor.

¿Qué te trajo a Charlottesville, Virginia?

La recesión de 2008 afectó excesivamente a Florida. Pasaron algunos años hasta que finalmente comenzamos a mostrar esperanzas de recuperarnos, pero para entonces [mi familia y yo] ya nos habíamos mudado a Virginia. Durante ese tiempo, Charlottesville estaba creciendo y mis suegros junto con mi esposo decidieron que lo más inteligente era reiniciar su empresa comercial aquí de nuevo. El proceso fue lento pero teníamos mayores esperanzas aquí. La comunidad fue muy cálida y me encantó la cantidad de programas de eventos basados en la familia.

¿Cómo ha influido vivir en Charlottesville en su experiencia como individuo latino?

Como mencioné antes, Deland es muy diversa. Especialmente dentro de la comunidad Latinx. Se hablaba español en todas partes, había muchas tiendas de comestibles latinas y podías escuchar música en español dondequiera que fueras. Cuando llegamos a Charlottesville, notamos que la comunidad Latinx era bastante pequeña y era muy difícil encontrar los alimentos que extrañamos comer. Empecé a buscar y aprender más sobre mis tradiciones y cultura ya que quería traerlas aquí y compartirlas con nuestro nuevo hogar.

¿Podría contarnos sobre sus intereses y pasiones tanto en el trabajo con la comunidad Latinx de Charlottesville como en cualquier otra cosa que disfrute hacer?

Tenía el deseo de involucrarme más con la comunidad desde que comencé mi propio viaje cultural. Cuanto más me involucré, más aprendí no solo sobre mi propia cultura sino también sobre los demás. En el proceso descubrí que no solo quería aprender, también quería ayudar a mi comunidad a crecer y ayudarlos a sentirse orgullosos de quienes son como un todo.

¿Qué despertó su inspiración o motivación para seguir su carrera actual? ¿Siempre ha sido el mismo objetivo? Si no, ¿cómo fue el viaje?

Nunca pensé que trabajaría con niños hasta que lo hice. Es divertido, desafiante y gratificante, todo al mismo tiempo. Es mi primer año como TA [asistente de maestro] y estoy en la clase EMERGE de español de kínder. Tengo dos hijas por lo que este trabajo me da la flexibilidad de aprender y también tener tiempo con mi familia. Quiero volver a la escuela y especializarme en negocios, ya que mi objetivo final es administrar mi propio negocio y otros también.

¿Cómo se enteró de Creciendo Juntos?

Asistía a una clase de salud mental con Ingrid Ramos en The Women’s Initiative. Cuando terminó, nos invitó a todos a una reunión de Creciendo Juntos. Asistí y bueno, poco a poco me fui involucrando más y más.

Muchos no lo saben pero eres el creador de De Raíces a Risas, ¿qué fue lo que te dio la idea de darle vida a este programa?

Creo que hay muchos factores en cómo se me ocurrió esta idea. Mi madre nos llevaba a México para las vacaciones de verano desde que tengo memoria y mis recuerdos favoritos son cuando todos los niños salían y en las noches jugaban todos juntos. Aprendí juegos que tenían que ver con rimas y canto y mucho movimiento. Pensé ¿por qué no? ¿Por qué no hacer que las familias traigan eso aquí? Enseñémosles a nuestros hijos los juegos de casa, seamos más interactivos con ellos, juguemos más con ellos y transmitámosles un poco de nuestra infancia.

¿Cómo ha ayudado Creciendo Juntos a unir este programa?

Creciendo Juntos se trata de cómo podemos empoderar a la comunidad, compartí mi idea y comenzamos a trabajar en ella de inmediato. En el momento en que compartí mi interés en crear De Raices A Risas, conté con su apoyo para encontrar un lugar, crear volantes, crear un programa y llegar a las familias.

Desafortunadamente, no podemos recrear el mismo formato del programa debido al COVID-19, ¿podría hablar sobre cómo De Raíces a Risas planea superar esto?

Desafortunadamente, no podemos reunirnos y disfrutarlo todos juntos. ¡El equipo y yo pensamos en crear este paquete de juegos en el que las familias trabajan juntas! Queremos intentar que los padres y los niños participen en la creación de algo divertido. No será lo mismo que el evento del verano pasado, será diferente. Sin embargo, tendrá la misma intención y propósito de interacción entre padres e hijos, así como el conocimiento de sus propias tradiciones. Estoy seguro que esto traerá a muchas familias recuerdos de sus propias canciones y juegos que podrán compartir con sus hijos.

Como es madre de dos hijos, ¿le gustaría compartir sus experiencias sobre cómo está luchando contra el COVID-19 en su propio hogar? ¿Cuáles son las formas en que ha llevado la escuela a sus hijos?

El pánico está ahí y creo que todos los padres tendrán miedo por la seguridad de sus propios hijos. Las primeras dos semanas fueron desafiantes ya que las escuelas cerraron repentinamente. Mi mejor amigo ha sido Pinterest en la forma de crear horarios, hojas de trabajo y herramientas creativas de aprendizaje. Nuestros maestros siempre estuvieron conectados, lo que fue de gran ayuda. Siempre estamos aprendiendo y digo nosotros porque yo también estoy aprendiendo con ellos. Ambos hacen lo que se les pide en términos de trabajo escolar, pero también lo estamos haciendo a nuestra manera, de la manera que podemos.

¿Cuáles son algunas formas de alentar a la comunidad y a los niños a mantenerse activos durante la pandemia?

Que esto pasará, tal vez no hoy ni mañana ni pasado pero pasará y mientras tanto ¿queremos cerrarnos o queremos encontrarnos y aprender? Fortalezcamos nuestras mentes, nuestros cuerpos, nuestro espíritu para un mañana mejor y más seguro.

Entrevistado por Elizabeth Valtierra
Haga clic aquí para leer el boletín de mayo de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *